sábado, 19 de diciembre de 2009

Venta de agua dulce argentina al extranjero

Uno de los grandes problemas naturales que afrontará la humanidad en los próximos años es la falta de agua dulce y una muestra de ello es la pretensión comercial de empresas internacionales que tratan de lucrar –ya en la actualidad– con esa demanda, que va creciendo en todo el mundo y que encuentra a la en el norte del país (Concretamente en Santa Fé), un lugar privilegiado por su cercanía al imponente río Paraná.

La problemática de la escasez de agua dulce en nuestro planeta causa alarma, no sólo a científicos, políticos y organizaciones ecologistas, sino también a un número creciente de ciudadanos. Es que el 90 por ciento del agua que existe sobre la Tierra es salada, y buena parte de ella se encuentra en estado sólido. Sólo el tres por ciento del agua es dulce y puede usarse para consumo humano y más de la tercera parte está en la Argentina y el Paraguay. Ello implica considerarla como un bien escaso, y como consecuencia, extremar las medidas para su cuidado y utilización racional.

Existe una firma con bases en Buenos Aires y Miami que vende por internet, a Medio Oriente y África, agua de río que se extrae en la región sin ningún inconveniente, ya que existe un enorme vacío legal que ahora pretende regularse mediante un proyecto de ley que presentó el senador justicialista del departamento Garay, Ricardo Kaufmann
NO ME CREEN??? FIJENSE EN LA PAGINA OFICIAL DE MACKENA: YO MISMO HICE ESTA CAPTURA DE PANTALLA:
http://www.makhena.com/home.html

Makhena es la empresa que ofrece la venta de agua dulce de río, cruda, sin tratar. Alberto Cholewa, uno de los socios de la empresa Makhena, al ser consultado sobre si realizaban ese tipo de comercio dijo: “Sí, pero eso lo hacemos a granel y sin procesar. Se exportaría para terminar el tratamiento en el lugar de destino. Este tipo de ventas las hicimos desde 1983 a 1987 y ahora lo estamos tratando de retomar. Porque en su momento no se pudo hacer más por el costo del flete”.

La empresa Makhena SA, con sede en Miami y sucursal en la Capital, ofrece por Internet exportar agua dulce del Paraná. El mercado sería Medio Oriente o Africa. Alberto Cholewa, socio de la firma, reconoció que la exportación se puede realizar "a granel [en buques cisterna] y sin procesar".
Asimismo, dijo que cada barco que sale de la Argentina lleva agua por un valor de dos millones de dólares, aunque el flete se queda con un 50 o 60 por ciento de ese dinero; incluso, indicó que se utilizan embarcaciones de la empresa Panamax, que son buques (en desuso) que tienen prohibido transportar petróleo, hidrocarburos y químicos porque ahora se exige que los barcos tengan doble fondo para llevar esos productos.

Esta es una JUGADA POLÌTICA, ya que Recursos Hídricos de la Nación cobra un canon por la cantidad de toneladas que se lleva la empresa. Dicho canon es 10 por ciento del valor del producto

En apoyo de esta demanda, el doctor en química analítica Deonaldo Carbajal dijo: "El tema es gravísimo. Nos están sacando un recurso vital y nadie parece preocuparse. La gente no está enterada y los políticos no toman debida atención".

El agua que se extrae aquí se lleva en contenedores hasta Escocia, donde la fracciona una empresa que integra la familia Bush. En Italia comercializan el medio litro de esa agua, ya potabilizada, a 11 euros". Recordó que el mismo grupo norteamericano adquirió miles de hectáreas en Córdoba. "Son tierras estériles, pero abajo están las napas. Otro lugar que también está siendo aprovechado con idéntico fin es Salta.

Actualmente, legisladores, intendentes y ONG provinciales solicitaron al Congreso de la Nación que se prohíba la exportación de agua dulce del río Paraná, al conocerse a través de denuncias de particulares e instituciones que el agua envasada es comprada en la región al valor de un euro y se vende a 11 en países europeos, hacia donde se la transporta en contenedores, según argumentó el senador provincial Ricardo Kaufmann

Impulsan una ley de protección
En la ciudad de Gálvez, en febrero de este año, se empezó a discutir sobre la posibilidad de elaborar una ley que prohíba la exportación de agua potable. Uno de los impulsores de la iniciativa es Deonaldo Carbajal, doctor en química analítica jubilado.
“El agua potable es lo más valioso que tenemos, sin ella no vivimos”, dijo Carbajal a Diario UNO. Luego describió cómo se enteró de que en la Argentina se estaba exportando agua: “En el verano fui a Rosario a visitar a mi hija y en una universidad privada obtuve la información de que un grupo muy poderoso, que encabezan Soros y los hermanos Bush, estarían buscando agua en Argentina”.
“Eso sucede porque el 75 por ciento de la superficie de la Tierra es agua y de eso sólo el tres por ciento es potable. Pero además, un tercio de ese tres por ciento es agua que se encuentra entre el Paraguay y la Argentina. Eso llamó la atención de estos grupos económicos y dado el vacío legal que existe respecto de la exportación de agua. Como nadie se opone, ya compraron tierras en Córdoba, la Patagonia y aprovechan las napas. Si se explotan de la manera en que ellos lo hacen, se van a terminar salinizando y no van a servir más”, dijo Carbajal.
Luego, advirtió: “Si nosotros no actuamos rápidamente va a ser tarde. Hoy ya se está exportando en grandes buques hacia Escocia, donde se termina de hacer el proceso de potabilización y envasado y se vende en Europa a 11 euros el litro. Las exportaciones se estarían haciendo desde puertos de la provincia de Buenos Aires”.
Por otra parte, Carbajal está realizando una tarea que tiene que ver con la difusión y la concientización del problema que significaría exportar agua: “Estoy haciendo un trabajo de hormiga. Empecé en la vecinal del CEP, que es la más grande y después les avisé a las demás y fui dando charlas hasta llegar al Concejo municipal con el fin de llegar a elaborar una ley nacional que prohíba la exportación del agua en cualquiera de sus estados físicos o modalidades que la puedan encubrir”.
La llegada del tema al Concejo municipal de Gálvez le dio un marco de institucionalidad y seriedad a la problemática. En diálogo con Diario UNO el concejal Lisandro Mana dijo: “A nosotros nos pareció un tema sumamente importante para trabajarlo e investigar”.
“En ese sentido nos enteramos que hay algunos países que ya prohibieron la exportación del agua como Canadá y Puerto Rico para tratar de proteger su agua. Hoy es una realidad que los países del primer mundo están buscando agua de esta región. La idea es empezar trabajar en la protección del agua”, aseguró el concejal. Acerca de las versiones de venta de agua al exterior, Mana especificó: “Lo que manejamos es que se podría estar exportando agua de los acuíferos del norte del país que estarían llevando agua a las minas de Chile. También estamos poniendo atención a la compra de tierras en nuestro sur y en el Estero del Iberá que les permitiría sacar el agua y exportarla sin problemas”.
El negocio del agua envasada toma real dimensión cuando se conocen los precios que tiene en los países del primer mundo: “En el proyecto de declaración se aclara cuáles son los costos que tiene hoy el agua mineralizada en Europa. Allá la botellita chica, de alrededor de 500 centímetros cúbicos, se vende a cinco euros”, agregó el edil.
Acerca de los pasos a seguir, Mana dijo: “Nosotros le llevamos una carpeta al senador nacional Rubén Giustiniani y a través de dirigentes del Frente para la Victoria se les está tratando de hacer llegar la misma información a Carlos Reutemann y a Roxana Latorre. A eso se agregan las adhesiones de todos los concejos de la provincia y los antecedentes que investigamos. Creo que nadie se va a negar a esta iniciativa”.
Al momento de buscar antecedentes, el concejal galvense recordó: “Esto es similar a la ley de bosques. Todo empezó como lo estamos haciendo ahora y luego salió una ley muy interesante muy a pesar de algunos gobernadores como el de Salta (Juan Manuel Urtubey) que siempre se opuso. Lo importante es empezar a trabajar desde las bases y concientizar a la gente. Así llegaremos a tener una buena ley de protección del agua”.
“En un principio vamos por una ley que prohíba la exportación del agua, después vamos a ver las cuestiones técnicas que incluirán el tema de la extranjerización de las tierras y otras cosas. Lo que tenemos que hacer es empezar a debatir para tener la mejor ley de protección al agua que se pueda”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada