miércoles, 18 de agosto de 2010

Genocidio silencioso. Aborígenes sin tierra, sin agua

http://radioparquevida.com/2010/04/19/genocidio-silencioso-aborigenes-sin-tierra-sin-agua/


En Misiones, por falta de agua potable, niños y adultos de la comunidad aborigen Tekoa Guarani -Puerto Leoni- padecen por las aguas contaminadas por la empresa Moconá Forestal S.A.; diarrea, intoxicaciones, hepatitis, meningitis virales, lepra y parásitos son solo algunas de las malignas infecciones.

La etnia Mbyá Guaraní vive en la selva misionera; como tantas comunidades es amenazada por una empresa maderera. Estos pueblos viven, y obtienen sus alimentos, medicinas y materiales, en un territorio de 6.500 hectáreas que coincide con los lotes 7 y 8 de la reserva, que están en manos privadas. La empresa ofreció a las comunidades, tan sólo, 200 hectáreas.

Hoy en la provincia de Misiones sobreviven alrededor de 90 comunidades de la etnia Mbyá, se dedican a la caza y pesca, siendo también recolectores. Produciendo artesanías que luego comercializan. También se encuentran los que se basan en los cultivos tradicionales heredados para cubrir las necesidades alimentarias, otros trabajan haciendo lo que les viene a la mano (aserraderos, yerbatales, teales) totalmente fuera de cualquier convenio laboral y desamparados legalmente.

Raúl Montenegro, Biólogo, Presidente de la Fundación para la Defensa del Ambiente (FUNAM) -organización no gubernamental sin fines de lucro que tiene status legal desde 1982, y con una labor a nivel local, nacional e internacional-, denunció que, la empresa citada “cuenta con las autorizaciones que le da el Ministerio de Ecología de Misiones sobre la base de normas obsoletas”, y agregó que esas normas: “además de añosas, ignoran el funcionamiento de la selva; así benefician a las industrias madereras y perjudican la salud de las comunidades indígenas”.

“Es inaceptable que la Reserva de la Biosfera de Yabotí, en la cual han sido talados ya más de un centenar de árboles de gran porte, esté tan mal administrada y que el gobierno local ignore las necesidades ancestrales de la cultura Guaraní”, aseguró Montenegro.

Quien explica que por ello FUNAM exigió que se les devuelva a los aborígenes los lotes 7 y 8 de la reserva, actualmente en manos privadas; “Hasta tanto esta devolución se produzca, el Ministerio de Ecología de Misiones tiene que prohibir a la empresa Moconá Forestal S.A. seguir talando los árboles del Lote 8″, afirmó.

Como un ciclo que parece no tener fin, una vez más, los indígenas se ven desarraigados de su hábitat natural, pisando un suelo que deja de ser propio, sin poseer nada, porque todo les ha sido quitado; la deforestación los obliga a reducir su espacio físico y, lo más doloroso, el del alma, pues “sobreviven en un genocidio silencioso”.
Genocidio silencioso. PRIMERA PARTE
http://www.youtube.com/watch?v=yD6zOCIq1D8

Genocidio silencioso. SEGUNDA PARTE
http://www.youtube.com/watch?v=HYEaugv_Vtc

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada