viernes, 26 de noviembre de 2010

CONFLICTO GUARANI - OTRA VEZ LA MANO HEREJE

Diario El territorio - Misiones - Argentina

Se dividió una aldea mbya en Iguazú
http://www.territoriodigital.com/nota2.aspx?c=6819381737986273

Puerto Iguazú.
Una nueva comunidad mbya guaraní nació en esta localidad, debido a la división de la aldea Yriapú hace algunas semanas. Las 200 hectáreas, ubicadas dentro de las 600 hectáreas, fueron separadas entre la vieja aldea y la recién creada, denominada Yasy Porá.
El cacique de la nueva comunidad mbya (en castellano, Luna Linda), Miguel Morínigo, comentó que el cacique de Yryapú (Ruido del agua), Bernardino Duarte, les prohibió pisar el territorio separado.
Al realizarse los límites, la escuela y la sala de primeros auxilios quedaron del lado de Yriapú, motivo por el cual Yasy Porá se encuentra sin escuela, sin agua potable y sin asistencia sanitaria.
Yriapú contaba con alrededor de 500 integrantes pero con la división, Yasy Porá cuenta ahora con 83 personas adultas y 42 niños. La nueva comunidad tramita ante el Ministerio de Derechos Humanos de la provincia la posibilidad de crear un aula satélite ya que sus niños están sin asistir a la escuela.
A ello se le sumó que el agente sanitario de Yasy Porá, Estanilao Acosta, asistió a un curso de capacitación en Posadas pero no le habrían dejado participar y criticó el accionar de la directora de Programas Comunitarios de APS, Dora Ríos de Saldías. El cacique Morinigo afirmó que “yo denunció a Dora Saldías y su hijo Adrián por discriminación”.
Morínigo relató que, “yo tengo un agente sanitario que se fue a una reunión a Posadas de Salud Pública porque trabaja con ellos, es Estanilao Acosta, y le amenazó y discriminó a que vuelva a la comunidad Yriapú para poder trabajar”.
Más allá de que no cuentan con sala de primeros auxilios, hace dos meses que el médico de las comunidades indígenas en Iguazú no atiende en el lugar.
“Hace dos meses estamos sin médico, yo tengo un hijo que se tiene que llevar control y no lo ve nadie, tiene una operación del corazón”, comentó Morinigo.
El conflicto
La comunidad se dividió hace poco más de un mes debido a un conflicto por diferencias surgidas a partir del proyecto del Modelo Argentino para el Turismo y Empleo (Mate), que posee la escuela Clemencia González dentro de la selva de Yriapú.
Morínigo había exigido hace varios meses la rendición de los 2.500 dólares que habían sido depositados como donación llegada desde Canadá a la escuela de la comunidad que forma intérpretes nativos de la selva.
El conflicto, según se informó, no habría sido resuelto por los responsables de la “escuelita de la selva” (Claudio Salvador y Viviana Bacigalupo), coordinadora pedagógica del Modelo Mate.



HÁKE
METERSE CON EL GUARANI...
ES METERSE CON LA VIDA ....
EL KUNUMI

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada